Gigabyte GeForce GTX 970, la 'Mini' con potencia 'Maxi'

La Gigabyte GeForce GTX 970 Mini-ITX (GV-N970IXOC-4GD) hace uso de un PCB customizado y un sistema de refrigeración avanzado, por lo que no hay ningún rastro de la GTX 970 de referencia. La Gigabyte GTX 970 Mini-ITX llega con una GPU GM204 con unas frecuencias levemente overclockeadas de 1076/1216 MHz (+ 25/38 MHz respecto al modelo de referencia) con un TDP en torno a los 150W.

Para hacer frente a las temperaturas debido a su tamaño tan compacto, se hace uso de un denso radiador de aluminio atravesado por nada menos que tres heatpipes de cobre y la utilización de un ventilador de alto rendimiento para evacuar el calor de la manera más rápida posible.

Las características se completan con la utilización de un único conector de alimentación (PCI-E 8 pines), cuatro salidas de pantalla en forma de Displayport, HDMi, DVI- y DVI-D y tiene un precio bastante interesante, 345 euros aproximadamente (depende de la tienda).

Ahora la cuestión es: ¿Rinde tanto como la versión normal?

No cabe duda de que las GeForce GTX 970 son una de las mejores creaciones de NVIDIA de éste formato, tanto por su eficiencia energética como por su rendimiento y, aunque parezca raro, su precio. Estas versiones mini ITX que ya están en el mercado nos han creado varias dudas con respecto al rendimiento, sobre todo por el hecho de que por un lado necesitan un conector PCI-Express de 6 pines menos que las versiones normales para funcionar, y por otro integran un disipador de reducidas dimensiones que nos hace dudar de si será suficiente para refrigerar el conjunto de la gráfica.

Sobre el papel, son dos gráficas prácticamente iguales, con el mismo chip gráfico, la misma cantidad de memoria, y que además de la necesidad de alimentación y el tamaño solo varían en la velocidad de funcionamiento del reloj, siendo el de la versión WindForce 3X OC 1114 Mhz Base y 1253 Mhz BOOST y el de la versión Mini ITX 1076 Mhz Base y 1216 Mhz BOOST.

En el siguiente cuadro podéis ver el resultado en algunas pruebas relativas, donde podréis comprobar la temperatura de funcionamiento de ambas, su consumo (TGP y TDP) y el rendimiento en algunos benchmarks.


Podéis ver claramente que el rendimiento de la versión mini ITX es ligeramente inferior, pero también es inferior (y bastante) el consumo, mientras que la temperatura es similar. Dado que el consumo es inferior el calor generado es menor y por tanto ahí tenéis la explicación de que haga uso de un disipador de reducidas dimensiones y éste sea suficiente para mantener la gráfica a una temperatura de funcionamiento similar al modelo normal. Sí que es cierto, sin embargo, que el modelo mini ITX es ligeramente más ruidoso que el modelo WindForce 3X.

La conclusión es que no debéis tener reparos a la hora de escoger. Si queréis integrar estas gráficas en un sistema de factor de forma pequeño, el modelo mini ITX cumplirá a la perfección vuestras expectativas. Lo mismo se puede aplicar si estáis preocupados por el consumo del sistema, a expensas de perder un poco de rendimiento, claro.

Fuente: Hard Zone 

P.D. Os puedo decir que, recientemente he montado esta gráfica en un PC Micro ATX, con placa Gigabyte H55M-USB3, con procesador i3 y 8 GB de RAM y los juegos van de lujo, con una fluidez inmejorable, jugando con el GTA V con sus valores gráficos al máximo.
Muy recomendable!.
Compártelo en Google Plus

Acerca de Aníbal Clemente

Web Oficial del Historiador del Arte, especializado en Patrimonio Cultural, viajero e investigador incansable. Extremeño de pura cepa, amante de su tierra, de los viajes, de lo Retro, de los videojuegos y del conocimiento de las Artes, la Arqueología, la Tecnología y las Ciencias en general.

0 comentarios:

Publicar un comentario